Los juegos cooperativos, buscan que las personas jueguen juntas y no unas contra otras.

El brasileño Fabio Otuzi Brotto (1999), basándose en las ideas de Terry Orlick, destaca el papel educativo de los juegos cooperativos comparándolo con el de los juegos competitivos: